Biografias de letra B
Baclé Cesar Hipolito Baigorria Juan Bautista Balbastro Matías Balbín Ricardo Balcarce Antonio González Balcarce Diego González Balcarce Juan Ramón González Balcarce Marcos González Balcarce Mariano Severo Baldrich Alberto Balestra Juan Balsa Eudoro Banchs Enrique Barberis Luis Alberto Barcala Lorenzo Barletta Leonidas Barro José Constantino Barroetaveña Francisco Antonio Barros Pazos Jose Bas Bernardo Alejandro Basch Adela Bathurst Guillermo Batistuta Gabriel Omar Bauza Eduardo Bayer Osvaldo Jorge Beauchef Georges Becú Carlos Alfredo Beccar Varela Horacio Beiró Francisco Beláustegui Luis Belgrano Manuel Beliz Gustavo Beltran Fray Luis Benavídez Nazario Benítez Antonio J. Bengoa Justo León Berón De Astrada Juan Genaro Berduc Enrique Beresford William Carr Bergoglio Mario Jorge (papa Francisco) Bermúdez Justo Germán Bermejo Antonio Bernárdez Francisco Luis Berni Antonio Beruti Antonio Luis Besares Manuel Betbeder Onofre Bevacqua Raúl Conrado Bialet Massé Juan Bianchi Carlos Bianco Jose Bibiloni Juan Antonio Bigatti Alfredo Bignone Reynaldo Benito Antonio Bilardo Carlos Salvador Billinghurst Roberto Bioy Adolfo Bioy Casares Adolfo Bird Poldy Blanco Eugenio Alberto Blanco Encalada Manuel Bléjer David Bocca Julio Bochini Ricardo Enrique Boedo Mariano Boero Felipe Bogado José Félix Bohorquez Pedro Bolívar Simón Bonanni Pedro José Bonnet Sadi E. Bonorino Esteban Bonpland Aimé Jacques Alexandre Borges Jorge Luis Borlenghi Ángel Gabriel Bornemann Elsa Bosch Beatriz Bosch Ernesto Mauricio Botana Natalio Félix Bouchard Hipólito Braden Spruille Bramuglia Juan Atilio Brandsen Federico Bravo Alfredo Pedro Bravo Mario Brochero José Gabriel Brown Frank Brown Guillermo Brown Jorge Gibson Bucarelli Francisco De Paula Bufano Alfredo R. Bullrich Silvina Bulnes Manuel Bunge Alejandro Ernesto Bunge César Augusto Bunge De Gálvez Delfina Burmeister Carlos Germán Busso Eduardo Bustos Juan Bautista Bynon Santiago Jorge

Natalio Félix Botana

Natalio Félix Botana Millares, nació en Montevideo, Uruguay. Ganó un lugar en la historia del periodismo argentino, como director del diario "Crítica", fallecio el 5 de agosto de 1941 en un accidente automovilístico en la provincia de Jujuy.
Natalio Félix  Botana
Natalio Félix Botana

Actividad en Uruguay

Nació en el seno de una familia de hacendados cuyas actividades comerciales se veían frecuentemente afectadas por las continuas guerras políticas que estallaban entre las dos grandes corrientes del país: Blancos y Colorados.

Fue teniente de infantería del Ejército uruguayo y militante del Partido Blanco de ese país, antes de llegar como exiliado a Buenos Aires.

Estaba casado con la escritora Salvadora Medina Onrubia; su hija Georgina fue la madre del humorista y escritor Raúl Damonte Botana, conocido con el seudónimo de Copi

Periodismo

En 1913, cuando llegó a Buenos Aires, comenzó a trabajar en diferentes redacciones hasta que llega a La Razón y muy pronto se ganó un lugar en la historia del periodismo argentino al fundar cuando tenía 25 años el Diario Crítica. Fue un personaje tanto amado como odiado pero todos están de acuerdo que revolucionó el periodismo en ambas márgenes del Río de la Plata.

El diario fue innovador al dejar la solemnidad y elegir un lenguaje popular mezclando sensacionalismo, denuncia y artículos de varios escritores como Raúl González Tuñón, Roberto Arlt, Jorge Luis Borges, Enrique González Tuñón, Carlos de la Púa, Bernardo Verbitsky, pasando por notas del físico Albert Einstein o el Premio Nobel George Bernard Shaw. Tenía un gran olfato para seleccionar temas de interés para el público masivo.

Su fastuosa quinta de Don Torcuato fue visitada por los personajes más famosos de la época, desde Pablo Neruda hasta José Ortega y Gasset, y tenía un mural llamado "Ejercicio plástico" pintado por el mexicano David Alfaro-Siqueiros, encargado por el mismo Botana, en el que aparecía desnuda Blanca Luz Brum, esposa de Siqueiros y, al parecer, amante de Botana. El mural se encuentra actualmente en el Museo Casa Rosada en Argentina.

Seleccionaba personalmente los temas de interés para el gran público, con una tirada de 300.000 ejemplares diarios (que alcanzó los 800.000 el día de la caída de Yrigoyen), llegando a tener 5 ediciones.

Ayudó con trabajo a anarquistas y exiliados, se opuso abiertamente a Hitler y Mussolini y realizó campañas públicas en favor de los consumidores, exigiéndoles a las grandes empresas lealtad comercial y controles de calidad.

Natalio Botana llegó a tener una red tan amplia de amistades que a veces recibía visitas de varias figuras importantes de la política argentina y latinoamericana. Ofreció refugio al expresidente chileno Arturo Alessandri Palma cuando este debió exiliarse tras su derrocamiento por su rival Carlos Ibáñez del Campo, y a través de su periódico atacó fuertemente al gobierno de Chile.

El 5 de agosto de 1941 tuvo un accidente automovilístico en la provincia de Jujuy. Falleció en la ciudad de San Salvador de Jujuy, después de dos días de agonía.

Menciones literarias

Leopoldo Marechal, en su novela Adán Buenosayres, lo condena al séptimo círculo del infierno y lo muestra como el jefe absoluto de una rotativa gigante cuyos rodillos devoran y aplastan hombres hasta convertirlos en papel. Aparece confesando cómo, en una noche de póquer, aburrido, se dedicó a contar los fósforos que contenía una cajita de cartón. Descubrió que contenía uno menos que los 45 prometidos y logró que la empresa fabricante pagara fortunas con tal de que la noticia no llegara a la primera plana del diario.

Pablo Neruda en Confieso que he vivido, narra una aventura "cósmico-erótica" que tuvo como escenario la quinta Don Torcuato de Natalio Botana. Él junto a Federico García Lorca habían sido invitados a una cena (de la que se escabulle Neruda con una dama cuyo nombre no revela).