Presidencia de Alfonsin (1983-1989)
 
Búsqueda personalizada
 
 
 
 
El "Tercer Movimiento Histórico"
Raul alfonsin
Raul Alfonsín
El juicio a las juntas
La apropiación de niños de los detenidos-desaparecidos fue una práctica común del terrorismo de estado. En la foto una de las tantas marchas exigiendo su restitución a sus familias biológicas.
Los miembros de las Juata militar durante el juicio realizado en 1985
 

El doctor Raúl Alfonsín logró el triunfo electoral en 1983 con el apoyo de su partido, pero también con un nutrido electorado de variado origen.

Esta realidad, lo llevó más tarde a dar a interpretar el resultado electoral como una proyección en la posibilidad de crear un "Tercer Movimiento Histórico". Imaginó un liderazgo que hegemonizara una confluencia entre su partido, sectores peronistas y de otras extracciones, como en su momento habían sido  el Yrigoyenismo y el Peronismo.

 
El Juicio de las Juntas Militares
 

El 22 de abril de 1985, cumpliendo con le plan de gobierno anunciado, comenzó el juicio público a los integrantes de las tres primeras Juntas Militares, acusados de violaciones a los Derechos Humanos; según los Decretos 158/83 y 159/83.

El juicio contó con el valioso aporte de la investigación realizada por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), presidida por Ernesto Sábato, cuyo informe fue entregado el 20 de setiembre de 1987 al Presidente de la Nación.

Este hecho ahondó aún más el distanciamiento histórico de los militares con los gobiernos democráticos. La gravedad de los crímenes cometidos durante el "Proceso de Reorganización Nacional" y el reclamo popular de justicia, dejaban un estrecho margen al gobierno radical. Fue este escenario el que signo los momentos políticamente más desestabilizadores del gobierno de Alfonsín.

El reclamo popular recorrió las calles encabezados por los Organismos de Derechos Humanos, principalmente por Las Madres de Plaza de Mayo con su ronda semanal desde los tiempos de la dictadura. Las Fuerzas Armadas, especialmente ejército, respondieron corporativamente expresándose en levantamientos militares y amenazas al orden constitucional.

En consecuencia la "Ley de Punto Final" y la "Ley de Obediencia Debida", fueron una concesión al "Partido Militar" que intentó detener la cadena de juicios, fundamentando la necesidad de un acercamiento a las Fuerzas Armadas sustentado en la teoría de la "Pacificación Nacional".

Titular del diario Clarín en una instancia del juicio a la juntas militares
Tapa del diario Página 12 luego de la promulgación de la ley de "Obediencia Debida"
Levantamiento Carapintada

Levantamiento carapintada de  Aldo Rico en 1987

Los Levantamientos Militares
 

Durante la presidencia de Alfonsín se produjeron levantamientos militares cuyo objetivo era cambiar la conducción del ejército y reivindicar la acción de las Fuerzas Armadas en la lucha antisubversiva.

Si bien se manifestaron como constitucionalistas, la sociedad civil los identificó claramente como intentos golpistas y les respondió saliendo a la calle en defensa de la democracia.

El 20 de abril de 1987, en Campo de Mayo, estalló en plena Semana Santa el levantamiento "carapintada" (en referencia a que los sublevados tenían sus rostros pintados con camuflaje de guerra), liderado por Aldo Rico.

En enero de 1988, nuevamente, se levantaron en Monte Caseros.

El 4 de diciembre de 1988 Mohamed Alí Seineldín encabezó el alzamiento de Villa Martelli.

Levantamiento carapintada de Aldo Rico en 1987
Levantamiento carapintada de  Aldo Rico en 1987
Levantamiento carapintada de Aldo Rico en 1987
Levantamiento carapintada de  Aldo Rico en 1987
 
Levantamiento carapintada de Aldo Rico en 1987
levantamiento de Seineldín de 1988 en Villa Martelli
Policía de la Prov. de Bs. As. disparando contra civiles que manifestaban contra el levantamiento de Seineldín de 1988 en Villa Martelli
La Plaza de los Dos Congresos colmada por una multitud, reflejaba el apoyo del pueblo a la democracia.
La Plaza de los Dos Congresos colmada por una multitud, reflejaba el apoyo del pueblo a la democracia.
   
El Reordenamiento Sindical

El presidente de la nueva cámara de diputados, Juan Carlos Pugliese, junto con César Jaroslavsky reciben a los sindicalistas: Ubaldini y Triaca.

Le vamos a decir al gobierno que cambie  o , se vaya , afirma el secretario de la CGT Saúl Ubaldini, que encabeza una agresiva protesta gremial contra el gobierno. Alfonsín le contesta Algunos mantequitas esta llorando quejosos. Este duelo interrumpido por algunos períodos de negociación dura varios años y Ubaldini encabeza trece paros generales

Titular de Clarin en 1985
 

En marzo del 83 el el Dr. Raúl Ricardo Alfonsín había denunciado la existencia de un "Pacto Sindical - Militar", comprometiéndose a desbaratarlo ni bien asumiera la Presidencia de la Nación.

El "Reordenamiento Sindical" proyectado por el nuevo gobierno consideraba necesario la democratización de aquella institución, representativa de los trabajadores, incluyendo la representación de las minorías. La falta de representatividad histórica del radicalismo entre los trabajadores y la metodología intervencionista del gobierno, hicieron fracasar el proyecto.

Para su puesta en marcha fue elegido Ministro de Trabajo el obrero gráfico Antonio Mucci.

Surgieron entonces nuevas agrupaciones, dirigidas por viejos militantes. El E.N.T.R.A. dirigida por Julio Guillán y Alberto Piccinini, la A.G.A., el P.N.S. con Andrés Framini y el M.N.R.S. liderado por Eduardo Arrausi y Omar Gorini. La C.G.T., encabezada por Saúl Ubaldini y Jorge Triaca y el nuevo MOVIMIENTO SINDICAL ARGENTINO se opusieron al Reordenamiento Sindical en forma activa.

El gobierno intervino varios sindicatos que tenían "prorrogadas" sus direcciones durante el proceso militar.

Ante las dificultades para operar el cambio fue designado asesor presidencial, otro sindicalista, Hugo Barrionuevo. Su actitud conciliadora lo llevó a entrevistarse con la dirigencia de la CGT.

El Director General de la O.I.T., el argentino Julio Galer, ofreció la colaboración de una misión especial, de dicho organismo, en la elaboración de una ley sobre libertad sindical.

El deterioro del salario debido al proceso inflacionario, entre otros motivos, dejó sin efecto la "CONCENTRACIÓN". La CGT decretó un paro general para setiembre del 84.

Finalmente ante el fracaso de su gestión el Ministro Mucci, fue reemplazado por Juan Manuel Casella, cuya gestión estaba pensada para un tiempo corto. En su reemplazado asumió Hugo Barrionuevo.

Durante el mandato de Alfonsín el Sindicalismo recurrió insistentemente a las huelgas generales, luchando por reconquistar sus derechos.

Luego de las elecciones de 1987 el ministerio de trabajo fue ocupado por el ex juez Ideler Tonelli, el cual permaneció en su cargo hasta el fin del mandato del presidente Alfonsín.

Bernardo Grispun fue uno de los ministros de economia de Alfonsín
La Política Económica
 

Después de aplicar el 22,6% correspondiente a junio), las tarifas y combustibles; se aplicó el tipo de cambio fijo y controlado.

El valor de la nueva moneda, el austral, representaba 1.000 pesos argentinos.

En enero del año siguiente se logró contener la inflación a cifras de un dígito. La confianza de la población se reflejó en los comicios de ese año.

En 1987 el Plan dio signos de agotamiento, la inflación se aceleró y se agravaron los conflictos sociales. Los comicios de esa fecha mostraron la decepción.

Ante la dificultad de encontrar una solución, Raúl Alfonsín adelantó cinco meses la entrega del mando al nuevo Presidente electo, el Dr. Carlos S. Menem, quien asumió el 9 de julio de 1989.

Serie de monedas del Austral
Serie de Billetes de la moneda Austral
   
 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion