Turismo en Argentina
Provincia de Chaco
 
Búsqueda personalizada
 
 
   Argentina
   Parques
   Provincias
   Los Barrios
 
 
Fauna

 
 
 

 

 

En esta provincia se encuentran mamíferos, aves y reptiles, pertenecientes al territorio zoogeográfico de la región neotropical, en la subregión guayano-brasilena. La fauna es especialmente abundante en aquellas zonas donde no existe explotación forestal y su hábitat no ha sido alterado. Para conservar estas características se han creado las áreas protegidas de la provincia, como el Parque Nacional Chaco, al noroeste de Resistencia, y las reservas provinciales de Pampa del Indio, Fuerte Esperanza y La Pirámide.

 
 

En la provincia del Chaco todavia se encuentran felinos grandes y pequeños, como el yaguareté, el puma, el gato onza, el gato montés y el gato aira. En las zonas de pastizales vive el aguara-guazu, actualmente en retroceso numérico, y en lugares más despejados se encuentran armadillos como la mulita, el tatú carreta, el mataco y el peludo. También abundan el coatí, el tapir, las corzuelas, los zorros y zorrinos, las vizcachas y comadrejas overas, el mono aullador o caraya y diversos roedores. Algunos animales exóticos introducidos, como el jabalí y la liebre, han prosperado en la zona chaqueña en algunos casos desplazando a los elementos de la fauna autóctona.

 
 

En esta provincia se pueden encontrar ñandúes; diversas especies de perdices, entre las aves terrestres; y de garzas, entre las acuáticas; tucanes, teros, charatas, cuervos, caranchos, urracas, pájaros carpinteros, martín pescador, distintas especies de palomas y patos, chuñas, picuies, horneros, boyeros, tijeretas, chiflones, búhos y lechuzas, monjitas, cisnes y espátulas. En las zonas cercanas a los ríos, principalmente en el Paraná, abundan las cotorras comunes y los loros hablador y real.

 
 

Se pueden encontrar ofidios de distinto tipo y peligrosidad, como la lampalagua, la falsa yarará, la yarará o víbora de la cruz y la serpiente de. coral, estas dos últimas muy venenosas. Además, son habitantes comunes del chaco las iguanas overas y coloradas, y las tortugas terrestres.

 
 

Es un área fehacientemente protegida en la provincia del chaco. su superficie es de 15.000 hectáreas.

En los cursos de agua permanentes y semi permanentes del Parque Nacional se han detectado 16 especies distintas de peces: cascarudos, viejas de agua, tarariras, bogas, pirañas, anguilas, pechitos, sábalos, chanchitas y bagres son los representantes más observados de la ictiofauna chaqueña.

Entre los reptiles se han relevado veintisiete especies. Los más frecuentes son el yacaré ñato, la boa curiyú, la tortuga de agua (Acanthochelys pallidipectoris) el lagarto overo, la ñacanina, la yarará y la culebra coral.

El registro de aves en el Parque Nacional chaco llega a sumar 261 especies. Éstas se adaptan a todos los ambientes y se pueden observar con facilidad. su número y diversidad son un indicador de las buenas condiciones del ecosistema del lugar.

Muchos de los mamíferos pasan inadvertidos, como los ratones de campo o los murciélagos; otros, como los zorros de monte, coatíes, monos carayá, tamanduás o carpinchos, se cruzan en los senderos en el momento menos esperado. Perseguidos fuera del alambrado perimetral, la mayoría de ellos guarda buena distancia del hombre. Excepcionalmente pueden verse pumas, guazunchos, pecaríes y lobitos de río, estos últimos en los ambientes acuáticos. El Parque Nacional del chaco se encuentra entre las cinco áreas protegidas del país con mayor numero de especies.

   
 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion