El congreso de Tucuman
 
Búsqueda personalizada
 
 
 
 
Las Juntas y Los Triunviratos

Acta del Cabildo del 6 de Abril de 1811

"... Hasta que varios individuos entraron, como de tropel, a la misma Sala de la Excelentísima Junta, y expusieron a voces, que el Pueblo se hallaba congregado en la Plaza de la Victoria para representar al Gobierno lo conveniente a sus derechos y que lo haría precisamente al amanecer del día siguiente (6 de abril) por medio del Excelentísimo Cabildo que debía retirarse desde aquel instante a la Sala Capitular. Con este motivo se retiraron a ella dichos señores... como a eso de las tres de la mañana, habiendo observado al pasar por la Plaza, que en ella se había formado un cuadro de gente a caballo que ocupaba los cuatro ángulos, sin notarse la menor voz, ni susurro alguno. Permanecieron en la Sala todo el resto de la noche...
... Y estando así, todos juntos y congregados, el doctor Joaquín Campana, a voz y nombre de muchos Alcaldes de Barrio, y de la multitud de gente agolpada en la Plaza, entregó una representación que hacían al Superior Gobierno, comprensiva de varios artículos... El Pueblo de Buenos Aires, desengañado a vista de repetidos ejemplares, de que no sólo se le han usurpado sus más recomendables derechos, sino que se trata de hacerlos hereditarios en cierta porción de individuos, que formando una fracción de intriga y cábala, como ya se reconoce, quieren disponer de la suerte de todas las Provincias... ha resuelto con la energía propia de su carácter, proponer las siguientes condiciones... con el fin de que en el día se exija y acuerde su cumplimiento por la Excelentísima Junta, mandándolas imprimir y publicar por bando..."

Acuerdos del Extinguido Cabildo... cit., serie IV, t. IV p. 445-447

 

Juan José Paso

Juan José Paso

 

Manuel de Sarratea

 

José Rondeau

 
 
 
 
 
 
 
 
 

El 10 de febrero de 1811, la Junta Grande dictó un Reglamento de Juntas Provinciales, redactado por el Deán Funes. Este decreto establecía dos tipos de juntas:Juntas Provinciales: que debían crearse en la capital de las intendencias. Estarían formadas por cinco miembros: cuatro vecinos elegidos en Cabildo Abierto presididos por un Gobernador Intendente designado por la Junta Grande de Buenos Aires. Las juntas provinciales eran responsables del gobierno de la provincia, pero con una total dependencia de la Junta Grande. Juntas subordinadas: debían formarse en las otras ciudades no capitales de intendencia que tuvieran diputados por la Junta Grande. Estarían formadas por dos miembros elegidos en Cabildo Abierto y presidida por el Comandante en armas del lugar, que también se era elegido por Buenos Aires.La creación de estas juntas provinciales señala una superposición institucional. Por un lado, se las constituía como responsables del orden y la administración de las intendencias y ciudades subalternas; por el otro lado, se les ordenaba respetar a los Cabildos, funcionarios y demás autoridades existentes con anterioridad a su conformación.

 
 

La Junta Grande nunca pudo llevar adelante su misión con tranquilidad por dos grandes motivos: la gran cantidad de miembros que la integraban, que demoraban las resoluciones y una fuerte oposición dentro de Buenos Aires.
Esta oposición se plasmó en un grupo conocido como "Primera Sociedad Patriótica". Su orientación era centralista y terminó por desafiar el pensamiento de la mayoría del país, generando sangrientas guerras civiles. Las familias más antiguas de la ciudad se opusieron a los miembros de este grupo y en la noche del 5 de abril, con el apoyo de algunos batallones, se encaminaron hacia la Plaza. En las primeras horas del 6 fueron recibidos por Saavedra, quien prometió estudiar el extenso petitorio de los insurrectos.

Entre otros puntos exigían:

Que el mando de las provincias sea ejercido por hombres nativos de las mismas.

 
 

Los acontecimientos militares sucedidos en las provincias del interior diluyeron rápidamente el triunfo de los enemigos del centralismo en Buenos Aires.
En la ciudad ya se conocían las derrotas de Belgrano en Paraguary y Tacuarí y más tarde llegó la noticia de la derrota de Huaqui. Los miembros de la "Sociedad Patriótica" atribuyeron las derrotas a una ineficiente conducción militar.
Ante este panorama, la Junta pidió a Saavedra que acudiese al Norte a tratar de salvar la trágica situación. Se lo instruyó para que no deje de ir a misa y que pague a las familias norteñas por todo lo que recibiera. Sin embargo, en cuanto salió de Buenos Aires sus enemigos personales e ideológicos no perdieron el tiempo y pronto obtuvieron su separación del cargo. A los ocho días de haber llegado a Salta, Saavedra recibió la noticia de que ya no era más el Presidente de la Junta.

 
 

La experiencia de la Junta Grande enseñó las dificultades de gobernar dependiendo de estructuras muy grandes. Eran tiempos de problemas en las campañas militares y la situación política tampoco era la mejor. El Triunvirato fue un paso hacia delante en la búsqueda de soluciones en el largo camino hacia la independencia.

En setiembre de 1811 Feliciano Chiclana, Manuel de Sarratea y Juan José Paso fueron electos diputados. Ante la grave situación militar que se vivía, el 23 de setiembre se resolvió formar en "Ejecutivo reducido" que diera rapidez a todos los despachos. Por ello, la comisión que debía legislar sobre la forma más conveniente de gobierno, determinó la creación de un Triunvirato, en donde fueron ratificados los tres diputados electos. Como secretarios sin voto fueron designados José Julián Pérez, Bernardino Rivadavia y Vicente López y Planes.
Los miembros de la anterior Junta Grande pasaron a formar parte de la "Junta Conservadora de la Soberanía de Fernando VII". Esta Junta tendría carácter legislativo. Una vez que se constituyó, el Triunvirato pidió a esta Junta las reglas de gobierno que deberían determinar sus atribuciones y responsabilidad. El encargado de redactar al "Reglamento Orgánico" fue el Deán Funes. Este reglamento establecía lo siguiente:

Poder Ejecutivo:
Sería desempeñado por un Triunvirato, que tendría tres secretarios nombrados por ellos y que desempeñarían el mando durante un año, turnándose cada cuatro meses.

Poder Legislativo:
Sería desempeñado por la Junta Conservadora, reservándose el nombramiento de los miembros del triunvirato, la declaración de guerra, la creación de impuestos, los tratados de paz, límites y comercio y el derecho de juzgar la conducta pública del Triunvirato.
Este reglamento no fue aceptado por el Triunvirato. Y el 7 de noviembre declaró disuelta a la Junta Conservadora.

 
 
 

Nuevo estatuto del 22 de noviembre de 1811

En esta fecha se promulgó el "Estatuto Provisional del Gobierno Superior de las Provincias Unidas del Río de la Plata a nombre del Señor Fernando VII".
Este reglamento era excesivamente centralista y motivó, entre otras reacciones, una sublevación del regimiento de Patricios. El motín fue dominado por Rondeau e inmediatamente los miembros de la ex Junta Conservadora fueron expulsados de Buenos Aires acusados de "enemigos de la patria". En enero de 1812 el Triunvirato emitió un decreto suprimiendo las Juntas provinciales reemplazándolos por funcionarios nombrados directamente desde Buenos Aires.
Estos hechos aumentaron el descontento de las provincias.

 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion