Búsqueda personalizada
 
 
 
   

En América del Sur, guerra entre la Argentina y Uruguay, con intervención franco-inglesa. 

A iniciativa de Sarmiento se crea en Santiago de Chile la primera Escuela Normal de Sudamérica, de la que es nombrado director. Desterrado y viudo, parte de Río de Janeiro don Bernardino Rivadavia, quien fija nueva residencia en Cádiz, España. Manuel de Sarratea es nombrado Ministro plenipotenciario ante el gobierno de Francia.

El nuevo peligro interior para Rosas se llama Corrientes. Ha conseguido alejar a sus más fuertes enemigos, pero aún queda ese reducto, por lo que ordena al general Oribe que baje del Norte. Primero bate al Gobernador de Santa Fe, Juan Pablo López que también se había rebelado contra el Restaurador en el combate de Colastiné.

De inmediato cruza el Paraná internándose en Entre Ríos. Ambos ejércitos se encuentran en el Arroyo Grande, venciendo una vez más los federales. Oribe mancha su victoria sacrificando a casi 500 prisioneros.

El 26 de junio, el legionario italiano José Garibaldi, al mando cinco naves con tropas uruguayas enemigas a Rosas, fuerza el paso de Martín García tratando de llevar recursos a Corrientes.

Giuseppe Garibaldi
Nacido en Niza en 1807, Garibaldi no enarbolaba en Uruguay la bandera oriental sino el pabellon de su propia Legión. Garibaldi decidió volvera Italia en 1846, regresó a Europa en 1848 con Anita, sus tres hijos y 70 fieles de la Legión Garibaldina que lo habían acompañado en todas las circunstancias
Fructuoso Rivero

General Fructuoso Rivera

El 15 de agosto en Costa Brava -un paraje correntino- la escuadra de Guillermo Brown pone en fuga a Giuseppe Garibaldi, el cual debe huir por tierra hasta el Uruguay.

El poder de Rosas se mantiene firme, y se suceden varios combates favorables para el caudillo de San Benito de Palermo. En Manantial, a la que ha llegado desde Coquimbo, Chile, al frente de una pequeña fuerza de emigrados argentinos procedentes de Chile, el General Angel V. Peñaloza (El Chacho), es derrotado por las fuerzas combinadas de San Juan y Tucumán al mando del general Nazario Benavidez.

Muere en Lima el general Bernardo O'Higgins. En la ciudad, se funda el hospital Francés, el que es levantado en la calle México.

Este año, para extremar la vigilancia policial, Rosas resuelve que las escuelas pasen a depender de la policía de la Capital, la cual debe asegurarse "de la calidad federal de las personas que desempeñen el cargo de profesor", según reza el decreto respectivo. El país está pasando una dura prueba y al enfrentamiento de siempre, unitarios versus federales, se le agrega el de rosistas y antirrosistas. La confusión llega a tal punto que muchos federales denuncian el unitarismo del gobierno de Rosas.

El 6 de diciembre en Arroyo Grande, sobre la margen derecha del río Uruguay, el ejército de Manuel Oribe compuesto de 8.500 hombres y bien armado derrota al jefe uruguayo Fructuoso Rivera, a continuación, Oribe marcha sobre Montevideo.

No obstante los serios problemas que rodean a Buenos Aires, sus habitantes no interrumpen sus costumbres. Las tertulias tienen lugar en lo de Senillosa, doña Paula Planchón, León Gallardo, Manuel Carranza, doña Flora Azcuénaga, Castex, Oromí, Santa Coloma y otros. El "cielito criollo con relación" está muy de moda, y las dueñas de casa ponen sumo cuidado en pedir a las niñas que lo digan "para agradar al general". También se baila en casa de Rosas.

Batalla de Arroyo Grande
La batalla de Arroyo Grande fue desicio . Los derrotados se hicieron fuertes en Montevideo en un sitio que duro nueve años
Manuelita Rosas
Manuelita Rosas

Una pareja de minué que no tiene rival es la que forman Manuelita y el Ministro de Inglaterra, Mandeville. Si bien no hay días considerados "de recibo", se elige para fiestas los lunes, sábados y domingos. Se baila con piano, acompañándose con violín y flauta. De las músicas en boga sobresale "el montonero", al que también se denomina "el federal". En estas reuniones se obsequia con el mate de leche perfumado con canela o vainilla. Las muchachas, en los rincones, gustan del maní.

Las salas no están muy iluminadas, ya que la luz es pobrísima: velas de sebo, de molde, o esperma; lámparas o quinqués alimentados con aceite de mala calidad, por lo que el mal olor abunda.

 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion