Turismo en Argentina
Provincia de catamarca
 
Búsqueda personalizada
 
 
   Argentina
   Parques
   Provincias
   Los Barrios
 
 
Economía
Cria de ganado en Catamarca
Cria de ganado en Catamarca
 
Artesanías en Catamarca
Feria artesanal en Catamarca
 
 
Ganaderia en Catamarca
Ganadería en Catamarca
 
Marmol Onix en catamarca
Marmol Onix
 
Mineria en Catamarca
Mineria en Catamarca

 

La diversidad de microclimas que caracteriza al territorio catamarqueño permite el desarrollo de una amplia gama de actividades tanto agrícolas como ganaderas.

 
 

Se destaca el cultivo del nogal (4.780 hectáreas), el olivo (3.000 has. aproximadamente), la jojoba (1.387 has), el citrus (790 has); y como cultivos anuales, pimiento pimentón (1.200 has), tabaco Burley (900 has) y algodón(1050 has). En cuanto al algodón, las excelentes condiciones climáticas y de suelo permiten desarrollar variedades ecológicas.

 
 

Se destacan el ganado bovino (202.452 cabezas), el ovino (68.242) y el caprino (166.668); este último ha registrado un progresivo desarrollo en la década final del siglo XX En Catamarca existe un "plan caprino" para mejorar la producción de carne, cueros de cabra y productos lácteos, los cuales son muy demandados a nivel nacional e internacional. En relación con los camélidos, particularmente la llama, se ha puesto en práctica un proyecto dirigido a fomentar su explotación, mejorando la calidad de los productos derivados de la denominada fibra de llama.

 
 

Zona oeste

Abarca los departamentos de Pomán, Andalgalá, Belén, Tinogasta, Santa María y Antofagasta de la sierra.

Agricultura: nogal, olivo, especies y aromáticas, pasas de uva y uva para vino.

Ganadería: explotación de camélidos (sobre todo en el norte de Belén y en Antofagasta de la sierra)

Zona centro

Abarca los departamentos de capital, valle viejo, Capayán, Ambato, Paclín y Fray Mamerto Esquiú.

Agricultura: olivo, uva de mesa, citrus, frutales de carozo, jojoba y algodón.

Ganadería: vacunos.

Zona este

Abarca los departamentos La Paz, Ancasti, Santa Rosa, El Alto.

Agricultura: tabaco.

Ganadería: vacunos y caprinos.

 
 

Las fibras de llama y oveja Merino, que provienen de la puna catamarqueña, son tratadas y procesadas por artesanas mediante técnicas de desmotado, hilado, torcido y urdido en telar rústico, y tejido a dos agujas. Las prendas hechas con estas fibras constituyen un excelente abrigo, incluso ante temperaturas muy bajas. con ellas se confeccionan pulóvers, guantes, gorras, chalecos, medias, frazadas y telas en colores naturales: marrón, blanco, negro o gris. Actualmente, pequeñas comunidades dedicadas desde siempre a la industria artesanal de la fibra de llama reciben capacitación especial. Como primera medida, se incorporaron nuevas técnicas de tratamiento previo de la fibra para lograr suavidad, calidad y perfume agradable en las prendas. El objetivo es incrementar la calidad y la cantidad del producto, adecuándolo a las exigencias de los mercados interesados en su compra.

 
 

Son reconocidas en el país y en el mundo por su calidad. Expertas artesanas producen manualmente tapices, bajadas de cama y alfombras en telares verticales, en diversos estilos: francés, persa, moderno, incaico, y también inspirados en diseños de culturas aborígenes de la región.

 
 

Numerosas familias catamarqueñas se dedican a la elaboración artesanal de dulce de membrillo. Además, frutas, como lima, ciruela, cayote, tuna, naranja, durazno se convierten en arropes, mermeladas, dulces en fibras y dulces en pan. Cabe destacar también la producción de miel, que sobre todo en la región oeste se encuentra en franco crecimiento.

 
 

Desde las épocas precolombinas, la actividad minera forma parte de la historia de Catamarca. sin embargo, los inmensos yacimientos de minerales metalíferos, no metalfieros y de rocas de aplicación que contiene la rica orografía provincial se encuentran insuficientemente explorados y explotados. No obstante, a partir de 1993, mediante un adecuado marco legal regulatorio de la actividad, importantes empresas extranjeras comenzaron a interesarse en la exploración minera. La mina Bajo la Alumbrera produce oro, plata y molibdeno, además de contener grandes reservas de ácido sulfúrico. Los yacimientos de las minas Farallón Negro y Alto de la Blenda generan oro y plata desde hace 15 años, y son los centros más importantes de toda la provincia. En Fiambalá existe un área extensa con importantes yacimientos de estaño se calcula que salar del Hombre Muerto, en plena puna catamarqueña y a 4.000 metros sobre el nivel del mar, puede generar unos 40 millones de libras anuales en productos de litio, mineral metalífero empleado en la industria. Las exploraciones realizadas hasta el año 1998 en Tinogasta (área Laguna Verde), Antofagasta de la Sierra (área Antofalla Este) y norte de Andalgalá (yacimiento Agua Rica) permiten esperar la existencia de oro, plata, plomo, cinc, cobre, molibdeno y otros minerales.

En volumen de explotación, el rubro minero más importante es el de las rocas de aplicación: cantos rodados, arena, arcillas, lajas, caliza, mármol ónix.

 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion