Búsqueda personalizada
 
 
 
 

El 3 de marzo de 1860 asumieron los nuevos mandatarios nacionales: Santiago Derqui, como presidente y Juan Esteban Pedernera como vicepresidente.

El 16 de noviembre de ese año estalló un movimiento en la provincia de San Juan encabezado por Antonino Aberastain que culminó con la muerte del gobernador José Virasoro.

Se vinculó a Sarmiento, ministro de Mitre (gobernador de Bs.As), con estos sucesos por lo que las relaciones entre Bs.As. y la Confederación volvieron a ser tensas.

El gobierno de Paraná designó al Coronel Juan Sáa (gobernador de San Luis) para intervenir en la provincia de San Juan.

Santiago Derqui

Santiago Derqui

 
Juan Esteban Pedernera
Juan Esteban Pedernara
Domingo F. Sarmiento
D. F. Sarmiento en 1860

Los amotinados se enfrentaron al interventor en la batalla de la Rinconada del Pocito (11/01/1861) que terminó con el triunfo de Sáa y el fusilamiento de Aberastain.

En esas circunstancias se efectuó en Buenos Aires la elección de los legisladores para representar a la provincia ante el Congreso Nacional, según lo establecía el Convenio del 06/06/1860. Debido a que los diputados se eligieron de acuerdo con la ley electoral bonaerense, el Congreso de Paraná los rechazó. Derqui convocó a nuevas elecciones en la provincia de Bs.As. pero ésta no acató la disposición presidencial. 

El Congreso Nacional declaró este comportamiento como un acto de sedición y se preparó para un enfrentamiento armado designando a Urquiza jefe de las fuerzas nacionales.

El ejército de Bs.As. se puso a las órdenes de Bartolomé Mitre.

La Batalla de Pavón
Antonino Aberastain
Antonino Aberastain
 

Los ejércitos de Buenos Aires, al mando de Mitre, y de la Confederación, a las órdenes de Urquiza, se enfrentaron en Pavón el 17 de septiembre de 1861. La victoria correspondió a Buenos Aires.

Como consecuencia del triunfo porteño en Pavón, Santiago Derqui renunció a la presidencia de la Nación; el vicepresidente Pedernera asumió el cargo y declaró acéfalo el Poder Ejecutivo Nacional; disueltos los poderes federales, el gobernador de Buenos Aires quedó de hecho erigido en Poder Nacional; Mitre proyectó su influencia sobre todo el país.

El entendimiento entre Urquiza y Mitre influyó en las demás provincias que delegaron en el triunfador de Pavón el ejercicio del Poder Ejecutivo y las relaciones exteriores hasta el momento en que se normalizara institucionalmente el país de acuerdo con las prescripciones constitucionales.

 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion