La revolucion de Mayo
 
Búsqueda personalizada
 
 
compra de empresas en crisis Compra de vinos comprar juguetes sexuales comprar semillas marihuana desahucio villas de menorca
 
 
Revolución de Mayo - Antecedentes externos
   
Voltaire
Voltaire defendió los derechos del hombreCriticó a las instituciones francesas de su tiempo, así como a las costumbres imperantes, al fanatismo religioso y a todas las manifestaciones del absolutismoCuestionó fuertemente a la Iglesia CatólicaPugnó por una monarquía constitucional
 
Montesquieu
Montesquieu , propuso la división de poderes en Ejecutivo, Legislativo y Judicial
En base a lo anterior, limitar la autoridad del monarca
Estableció las bases de la teoría de la democracia modema que considera al pueblo, como la única entidad con derecho a ejercer el poder
 
Rousseau
Rousseau acotó que las leyes deben ser la expresión de la voluntad popular Afirmó que los seres humanos nacen libres y proclamó como idea básica de organización política una república democrática
 
Adam Smith
Adam Smith es uno de los principales impulsores del liberalismo. Es uno de los padres de la economia política
 
Toma de la Bastilla
La toma de la Bastilla , el 14 de julio de 1789, el pueblo de PAría se movilizó en apoyo de la Asamblea Nacional, se hizo con las armas de algunos regimientos y tomó la prisión de La Bastilla, símbolo de la opresión real
 
Maximiliano Robespierre
Maximiliano Robespierre, lider de los Jacobinos y hombre fuerte de la convención extremo las medidas revolucionarias
 
Napoleon
Napoleron
 
 
 

A mediados del siglo XVIII se desarrolló en Europa un movimiento ideológico y científico que cuestionó los principios tradicionales en materia política, social y económica. Estos nuevos aires mostraban un modo distinto de entender a la sociedad, el gobierno, la política y la vida entre los hombres. En Francia, este conjunto de nuevas ideas fue llamado Ilustración o Iluminismo, dos palabras que tienen ver con la luz y el brillo; este movimiento buscaba iluminar a la vieja sociedad con la "luz de la razón".

Los iluministas sostenían que todos los aspectos de la vieja sociedad debían ser revisados y criticados: los privilegios aristocráticos, el poder absoluto de los reyes (hasta ese momento se decía que derivaba directamente de un designio de Dios) y fundamentalmente, el control y censura que ejercía la Iglesia sobre los aspectos religiosos, las costumbres y los pensamientos.

En materia económica creían que liberando los controles y bajando los impuestos la economía crecería: "Dejar hacer, dejar pasar, el mundo marcha por sí mismo", decían los economistas franceses. Surgieron dos escuelas económicas: la fisiócrata y la liberal. La primera atribuyó a los recursos naturales un papel preponderante en la distribución de la riqueza. Sus principales teóricos fueron: Quesnay y Gournay. La segunda sostuvo que el trabajo era la única fuente de riqueza. Su principal exponente fue Adam Smith (1723 - 1790).Aunque admitían las diferencias sociales, los iluministas afirmaban que todos los hombres nacen iguales y, entonces, la ley debía tratarlos por igual. En cuanto al poder del rey, aseguraban que no eran reyes por designio divino sino por un pacto entre hombres y, claro está, ese pacto podía disolverse. Creían en la libertad de pensamiento y estaban convencidos del valor de la educación, de la importancia de la divulgación de las ideas. Todo este afán de transmitir conocimientos se plasmó en una obra fabulosa: la Enciclopedia. Los principales referentes del Iluminismo fueron: John Locke (1632 - 1704), inglés, escribió "Ensayo sobre el gobierno civil"; Montesquieu (1689 - 1755), francés, publicó "El Espíritu de las Leyes" donde planteó su teoría de la división de poderes; Voltaire (1694 - 1778), francés, escribió "Cartas Filosóficas" donde criticó al clero y a la monarquía absoluta; Juan Jacobo Rousseau (1712 - 1778) expuso sus ideas en el "Contrato Social". En esta obra, que tuvo gran influencia, afirma que el hombre vivió originariamente en estado natural, todos eran libres e iguales en derechos. Al aparecer la propiedad privada surgió la desigualdad social y se estableció que la única forma de mantener la cohesión social consistía en ceder los derechos individuales a la colectividad política, es decir, al Estado por medio de un Contrato Social.También propuso nuevos métodos educativos en su libro "Emilio" y relató su vida, defectos y virtudes en "Confesiones".Algunos monarcas europeos, interesados por las ideas económicas y sociales de la ilustración emprendieron reformas pero no modificaron el régimen absolutista de sus gobiernos. Esta combinación ha sido llamada "Despotismo ilustrado". Uno de los más destacados déspotas ilus trados fue Carlos III de España, quien asistido por un equipo de "ilustrados", emprendió un intenso programa de reformas: el Virreinato del Río de la Plata se transformó en el campo de experimentación de las reformas de Carlos III.

 
 

Sin dudas, la Francesa fue la revolución que conmovió al mundo. Sus ideales y la transformación posterior influyeron notoriamente en el pensamiento de la época.

Puso fin a las instituciones políticas, sociales, económicas, religiosas y administrativas del Antiguo Régimen. En el aspecto político, el movimiento revolucionario se inicia el 14 de julio de 1789 cuando el pueblo de París tomó por asalto la torre de la Bastilla. La Bastilla era la cárcel en donde estaban los presos del reino pero también era el símbolo del poder del rey Luis XVI.

El movimiento se gestó en los sectores burgueses de la sociedad – banqueros, comerciantes, abogados, notarios, boticarios, artesanos, pequeños propietarios – apoyados por el pueblo de las grandes ciudades y por los campesinos. Lucharon contra la vieja sociedad, cansados de los privilegios de los aristócratas y los abusos del poder absoluto de los reyes.

Como primera medida se aceptó la continuidad del rey pero con un sistema monárquico constitucional, con un Parlamento a través del cual el pueblo podía intervenir en el gobierno.

En el plano social, lucharon por la libertad individual, la igualdad ante la ley y la supresión de los privilegios de la nobleza y el clero, que no pagaban impuestos, se reservaban honores y derechos feudales.

En materia económica, la Revolución propuso una distribución mas justa de los impuestos, la liberalización del comercio y la libertad de trabajo.

Otro cambio importante se dio en lo religioso: la Iglesia quedó bajo la autoridad del Estado.

El 27 de agosto de 1789 la Asamblea Constituyente aprobó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. En ella se afirmaba que los hombres nacen y permanecen libres y son iguales en derechos. Estos derechos, propios de su condición humana, son la libertad, la igualdad ante la ley, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión. Se consagró la idea de que la soberanía reside en la Nación, y en consecuencia, el rey era un mandatario del pueblo.

La Constitución de 1791 adoptó la forma monárquica de gobierno pero basada en el sistema de división de poderes (Ejecutivo, Legislativo, Judicial).

La evolución posterior del proceso revolucionario (la guerra con Austria y Prusia, el arresto y ejecución del rey, la declaración de la República, el Terror) dividió ideológicamente a la sociedad europea y tuvo gran influencia sobre la situación política de los dominios españoles en América.

En 1799 un nuevo partido, encabezado entre otros por Napoleón Bonaparte, tomó el poder. Se redactó una nueva Constitución que concentró toda la autoridad en Napoleón que adoptó el título de Primer Cónsul. Se puede decir que la Revolución había terminado y comenzaba una nueva etapa en la historia de Francia.

 
 

Si las invasiones inglesas demostraron a los habitantes de Buenos Aires que tenían que defenderse solos, la invasión de Napoleón a España los convenció de la necesidad de ser libres.En 1808, los ejércitos napoleónicos la invadieron y tomaron prisioneros al Rey Carlos IV y a su hijo, el príncipe Fernando. José Bonaparte, hermano de Napoleón, fue nombrado rey de España, lo que motivó que las colonias terminaran de perder el respeto hacia la monarquía española.En mayo de 1808, el pueblo español salió a la calle vivando al rey, pero los soldados franceses los reprimieron violentamente. A pesar de ello, los españoles organizaron la "resistencia", formando Juntas, las cuales desconocían la autoridad de los franceses y gobernaban en nombre del príncipe Fernando en quien tenían puesta su entera confianza.En Sevilla se organizó una gran Junta Central, protegida por una escuadra inglesa. La oposición a Napoleón convirtió a Inglaterra y España en aliadas.La Junta Central de Sevilla organizó un ejército y derrotó a los franceses en la batalla de Bailén, a fines de 1808.

En dicha batalla peleó un joven nacido en el Río de la Plata, que había ido a España a hacer la carrera militar. Años más tarde ese joven sería el héroe de la Independencia de Argentina, Chile y Perú: el General José de San Martín.

 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion