Búsqueda personalizada
 
 
 
   

Lo más importante de 1916 es la renovación presidencial que en este caso marca un cambio total en la política más importante de 1916 es la renovación presidencial que en este caso marca un cambio total en la política. La Convención Nacional del radicalismo proclama la fórmula Hipólito Yrigoyen Pelagio B. Luna, después de rechazar por aclamación la renuncia a la postulación que hace el líder radical.  

Con las antiguas fuerzas conservadoras divididas, el binomio radical triunfa en la elección popular por 339.332 votos. En el Colegio Electoral se ratifica este triunfo con el aporte de los radicales disidentes de Santa Fe que, a pesar de estar enfrentados a Yrigoyen, votan por su antiguo jefe.

Los festejos por el Centenario de la Independencia son mucho más sobrios, por razones fiscales, que los de 1910, cuando se cumplieron 100 años de la Revolución de Mayo. Sus actos centrales se realizan en Tucumán. A Buenos Aires llegan más de 100.000 turistas para presenciar los actos, que incluyen desfiles militares y navales.  

Pero ese mismo 9 de Julio, el Presidente De la Plaza sufre un atentado: un joven anarquista le dispara un tiro que pasa cerca de la cabeza del primer mandatario sin que éste, que se encuentra presidiendo el desfile, advierta el hecho. Se detiene al agresor y De La Plaza decide ponerlo en libertad porque lo considera un enfermo.

Hipolito Yrigoyen
Asunción de Hipólito Yrigoyen

Resultado de las elecciones de 1916

Partido

Votos

  U.C.R.

339.332  

  Partido Conservador

153.406  

  Partido Demócrata Progresista

123.637  

  Partido Socialista

52.895  

  Radical Disidente

28.267  

  Otros

26.256  

  Total

723.793  

ASincion de Yrigoyen a la presidencia
Asunción de Yrigoyen a la presidencia
Zuolaga
Eduardo Bradley y Angel M. Zuloaga cruzan la cordillera de los Andes bordo del globo

Yrigoyen asume el 12 de octubre en medio de un verdadero delirio popular. Tanto que se sacan los caballos de la carroza presidencial para que el nuevo Presidente pueda sea llevado en brazos por sus simpatizantes.

En tanto, en el puerto de Cardiff (Gran Bretaña), el buque argentino Curumalán es apresado a pedido del gobierno francés, con el pretexto de que lleva material de guerra.

El hecho provoca una nueva protesta del Presidente Victorino De la Plaza. El incidente se resuelve pacíficamente.

En 1916 también hubo un triunfo aeronáutico: Eduardo Bradley y Angel M. Zuloaga cruzan la cordillera de los Andes bordo del globo Eduardo Newbery.

La hazaña llena de júbilo a los argentinos. Pero otro hecho deportivo alcanza dimensiones de vergüenza nacional: el partido de fútbol que debían jugar los seleccionados de Argentina y Uruguay en la cancha de Gimnasia y Esgrima no puede realizarse debido a los desmanes de una multitud descontrolada que quema las instalaciones.

El partido se concreta, finalmente, al día siguiente en la cancha de Racing con un resultado salomónico: 0 a 0.

Los argentinos lamentan la muerte de Rubén Darío en Nicaragua. Es que el gran poeta vivió varios años en Buenos Aires y fue el maestro literario de muchos jóvenes.

También muere, en su humilde casa de Flores, el mismo día que Yrigoyen asume la presidencia, el gran payador Gabino Ezeiza.  

Es un año muy rico para las letras nacionales. Aparecen Cuentos de amor, de locura y de muerte de Horacio Quiroga, a quien muchos consideraban el mejor cuentista argentino, aunque había nacido en Uruguay.  

Además, se publican El mal metafísico de Manuel Gálvez, novela que describe la angustia de los intelectuales ante la realidad del país; La casa del cuervo de Hugo Wast.

El payador de Leopoldo Lugones, que recoge conferencias pronunciadas en la Facultad de Filosofía y Letras que, en su conjunto, significan la reivindicación del Martín Fierro como el canto nacional por excelencia.  

Dos escritores desconocidos hacen su presentación: Benito Lynch, que vive en La Plata y es - según se dice - huraño y retraído, publica Los caranchos de la Florida, una novela de ambiente campero. Y Alfonsina Storni, una maestra nacida en Italia pero residente desde niña en el país, da a conocer las poesías de La inquietud del rosal.

La gran bailarina Isadora Duncan llega al país y deslumbra a los amantes

Festejos del Centenario de la Independencia en Tucuman
Festejos del Centenario de la Independencia en Tucuman
Gabino Ezeiza
Gabino Ezeiza
Alfonsina Storni
Alfonsina Storni
 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion