Ballena Franca o Austral (Eubalaena australis)
 

Este cetáceo es un rnamífero, que ha sido declarado Monumento Natural por ley nacional. Los cetáceos se dividen en dos grandes grupos: los que tienen barbas córneas, de 2 m de largo. que cuelgan del maxilar superior en número de 260. y los que tienen dientes como los delfines. marsopas. orcas. cachalotes. La ballena más grande es la Azul. 25 m de largo y de 80 a 130 ton de peso. La Franca mide hasta 16 metros y en promedio 12 metros y con un peso de 54 toneladas (las otras especies, la Jorobada y Fin son casi tan grandes como estas)

Se la reconoce anatómicamente a simple vista por la falta de aleta dorsal (en el lomo), pero posee una aleta caudal distinguible por su hendidura, la aleta sobresale un tiempo en la superficie al sumergirse. Su color, es negro y . Fisiológicamente posee dos espiráculos (respiradores) dorsales que permiten exhalar aire -soplo con presión de pulmones - y dibujar un chorro en forma de V de 2 ó 3 m de altura. Científicos como Payne (EE.UU.) desde 1970 la identifican por el bonete córneo o callo sobre la cabeza y arriba de los ojos, de tinte blancuzca. mediante fotos aéreas. Habría ya unas 700 individualizadas. Las poblaciones de ambos hemisferios nunca se mezclan. La ballena Austral frecuenta , el Indico , el Pacífico y Atlántico, pero no se conoce su migración hacia la Antártida.

Hubo 100 mil individuos de esta especie. Sirvió de alimento a esquimales. su aceite dio luz al candil en muchas ciudades del mundo y su barba prestó múltiples usos. Su depredación por balleneros de todas las banderas la llevó casi a la extinción. Entre las ballenas era la más buscada. Lenta, no se hunde al ser arponeada y da abundante aceite y barbas. Protegida por convenciones internacionales desde 1935, logró una lento recuperación. En 1946 nació la Comisión Ballenera Internacional.

Hoy, después de su caza despiadada. existen unas 3 a 4 mil , de las cuales 400 frecuentan los golfos Nuevo y San José. Las primeras ballenas arriban entre fines de abril y principios de mayo. Su número crece hasta un pico máximo en septiembre-octubre, y disminuye paulatinamente: los últimos ejemplares rnigran a fin de diciembre-enero.

Hasta el presente nadie ha visto un nacimiento. Las crías se llaman ballenatos; a fines del invierno se observan algunos de 5 m de longitud y 2.000 kg de peso. Crecen a un ritmo de 3.5 cm por día, siempre pegados a su madre. mamando sustanciosa leche materna. rica en grasa (50 %). ideal para resistir frías aguas y grandes presiones.

La ballena juega con su cría. golpeando rítmicamente el agua con su aleta caudal. Las pariciones son cada tres años promedio. con un año de gestación y otro de lactancia. Las hembras visitan estos golfos cada 3 años. Los machos vienen anualmente.

En estas aguas la ballena no se alimenta. salvo con larvas de una langosta del fondo marino. Para recuperarse migra a comer krill. formado por pequeños crustáceos del mar Antártico, de los cuales consume 1 tonelada diaria.

Casi todos los cetáceos de barba (misticetos: producen sonidos de baja frecuencia. Los que poseen dientes (odontocetos) generan sonidos de alta frecuencia. Los registros magnetofónicos de la ballena franca parecen gruñidos. quejidos y suspiros.